Comparte en:

El vello en la zona íntima o genital (principalmente el pubis e ingles) tal vez te haya molestado o incluso acomplejado. Si sigues leyendo este post, resolverás todas las dudas que se te han podido plantear sobre este tipo de depilación láser.

Beneficios de la depilación láser en tu zona íntima

En la actualidad, la depilación láser es el tipo de depilación más recomendada para la zona íntima. Conseguirás evitar los antiestéticos granitos y podrás olvidarte de las sufridas depilaciones mensuales con otros métodos, como la cuchilla o la cera. De este modo, ayudarás a prevenir la foliculitis –más conocida como vello enquistado o pelo encarnado– que la mayoría hemos sufrido alguna vez en su vida. Así que, si eres de esas personas, ¡ya puedes olvidarte!

Estas no son las únicas ventajas de la depilación láser. En ella encontrarás una magnífica aliada para tu comodidad diaria. Podrás despedirte al fin de las depilaciones a contrarreloj si surge un plan de piscina o de playa, ¡ahora serás tú quien improvise los planes! manteniendo tu estética y disfrutando de una mejor higiene íntima para tus relaciones sexuales.

Pieles y vellos donde funciona mejor la depilación láser

Con la tecnología láser convencional (la que vas a encontrar en la mayoría de Centros), antes de realizarte este tratamiento no podrás tener la zona morena (aviso para nudistas). El láser tiene como objetivo el tallo del pelo, pero la piel contiene melanina que funciona como captador de la energía, pudiéndote producir entonces la quemadura.

Siguiendo este primer mandamiento de la depilación láser, se abre un dilema para todas las personas coquetas que buscan un cuerpo bronceado y sin vello. Podrás conseguir ambas, pero ¡paso a paso!

Si tienes un vello fuerte y te preguntas si es la mejor solución para ti, ¡no dudes más!

Piel clara + pelo fuerte y oscuro = mayor resultado en menor tiempo.

Si tu pelo es cano, rubio o pelirrojo la depilación láser puede no ser muy efectiva para ti, existiendo otros métodos como la depilación eléctrica, más eficaz, aunque más dolorosa.

Si tu piel es morena o está recién bronceada, debes buscar un centro de depilación que utilice la tecnología Soprano para depilación láser, puedes olvidarte de los tiempos de espera del sol, tanto antes como después, y también de tu tipo de piel. Es un láser diseñado para ser compatible con las pieles morenas o incluso negras, no hay riesgo de quemadura.

¿Es dolorosa la depilación láser en la zona genital?

La depilación en la zona íntima se siente un poco más que si te la hicieras en otra parte del cuerpo como, por ejemplo, las piernas o las axilas. Puedes sentir que tu umbral de dolor se reduce cuando el láser se acerca a la zona de los labios vaginales.

Durante el tratamiento, notarás pequeños pinchazos unidos al propio calor de la máquina, pero no te asustes, es soportable. Algunas personas experimentan escozor o una cierta incomodidad, pero aplicando una crema calmante y regenerante, bajará tu irritación tras la sesión. Aunque si eres de las valientes que han usado la cera como anterior método, esta técnica te supondrá un gran alivio y los tirones se convertirán en cosa del pasado.

Si buscas bajar considerablemente el dolor en tu zona íntima, el láser Soprano con tecnología SHR es la opción recomendada, ya que su principio médico de depilación es diferente al láser convencional, causando además una menor agresión en la piel.

¿Es el mejor método de depilación?

Seguramente te hayas preguntado si después de llevar a cabo el tratamiento te volverá a salir vello. Pues sí, puede salirte pelo de nuevo, ya que la zona tratada puede desarrollar nuevos pelos en los folículos dormidos, en ocasiones por cambios hormonales. Pero nunca volverá a salir pelo en los folículos dañados por el láser. Generalmente obtendrás una reducción permanente de un 80%-90% de tu vello.

No descartes el tratamiento si estás cerca de la menopausia o en otro estado hormonal, sigue siendo la única depilación permanente que te permitirá hacer unos retoques si aparece pelusilla de nuevo.

En tu primera sesión notarás que tu vello se cae. Tardarás semanas en volver a saber de él, algo impensable cuando te rasuras. Lo que lo convierte en un método más efectivo y rentable a largo plazo.

Zonas íntimas que se depilan habitualmente: pubis, ingles y zona perianal
Las zonas íntimas depiladas habitualmente (pubis, ingles y zona perianal).

A tener en cuenta antes y después de la primera sesión láser

Rasúrate en casa

El día antes de la sesión es necesario que tú te rasures en casa. Tu piel íntima necesita tiempo para recuperarse y estar perfectamente sana antes de aplicar el láser. No puedes rasurarte varios días antes, tu pelo asomaría en la superficie de la piel y el láser puede producirte quemadura. Tampoco es aconsejable que te rasuren en el Centro de Estética, tu piel estaría irritada e igualmente puede provocarte inflamación o incluso quemadura.

En el rasurado de tu zona íntima es fundamental dañar lo mínimo la piel y evitar cortes. Comienza recortando el pelo con tijera, utiliza crema para mejorar el deslizamiento de la maquinilla, la maquinilla siempre nueva y de primera calidad, estira bien la piel, comienza por los labios mayores y continúa por el monte de Venus. Después del lavado, hidrata en profundidad con crema regenerante específica. No puedes tomar el sol el día del rasurado, ni con protección solar.

Extraer el vello de raíz sería un gran inconveniente para obtener resultados depilatorios, pues así se desconectaría el pelo del folículo, la energía del láser no llegaría a él y no lo destruiría. 3 semanas antes de la sesión láser, no puedes utilizar métodos de arranque como la cera o epilady.

El sol

Si vas a utilizar tecnología láser convencional, la primera y principal precaución es el contacto con el sol de tu zona íntima a depilar. Es importante que dejes un margen mínimo de medio mes, antes y después de la sesión. Esto convierte el invierno en una época perfecta para someterte al tratamiento. ¡Abstente si tomas rayos uva todo el año!, no queremos que tu piel bronceada tenga quemaduras o manchas.

Si tu elección es la tecnología Soprano, también llamada SHR, entonces puedes tomar el sol en tu zona íntima 24 horas antes de la sesión y solo tendrás que esperar otras 24 horas para que puedas volver a tomarlo. Después de la sesión, proteger nuestra piel ante el sol es fundamental, por ello no olvides aplicar siempre crema solar con factor 50+.

Medicación

La depilación láser no se podrá realizar si estás siguiendo algún tratamiento con medicamentos fotosensibles. Sin embargo, podrás hacerte tu sesión de láser si puedes posponer o pausar el tratamiento durante al menos 3 días antes. Consulta con tu médico.

Y recuerda que siempre debes informar al Centro Estético de cualquier medicación que estes tomando, los profesionales te indicarán si es o no fotosensible. Lea las instrucciones de su medicamento y consulta al “esteticista”.

Tatuajes

En el caso de que tuvieras un tatuaje tendrás que hacerte a la idea de usar otro método en la parte tatuada, como la depilación eléctrica, ya que ahí no podemos utilizar el láser. Tu tatuaje será tapado y seguiremos con la sesión en el resto de tu zona íntima.

Depilación con tatuajes en la zona íntima
Si tuviéramos algún tatuaje en la zona íntima, la parte pigmentada no debería ser tratada.

Hidratación

Después de la sesión la hidratación juega también un aspecto clave, si es verdad, que no es común hidratarnos esa zona del cuerpo expresamente, pero siempre puedes extender tu crema por la zona de inglés y monte de venus para darle lo mejor a tu piel. Utiliza una crema específica regenerante y de hidratación profunda, será de gran ayuda para tu piel antes y después de la sesión, ¡te calmará la zona depilada!

Tiempos

El tiempo de la sesión dependerá del tipo de depilación que desees: línea del bikini, brasileña, perianal, completa…, pero no nos llevará más de 15 o 20 minutos.

Una vez realizada la primera sesión se deberá respetar un tiempo entre sesiones de 2 meses. Así, respetaremos el ciclo de crecimiento de los folículos. En sucesivas sesiones, este tiempo se irá alargando, pues el vello crecerá en menor cantidad y más despacio.

Cuando acudas a tu primera sesión ve relajada. Nuestras profesionales te indicarán en todo momento lo que tienes que hacer para que sea una sesión cómoda y eficaz para ti. Recuerda buscar siempre la tecnología láser más adecuada a tus necesidades. Si tu zona íntima no está bronceada y soportas el dolor, la depilación láser convencional es una opción eficaz y económica. Si tu piel es más oscura, está bronceada o no soportas el dolor, busca un centro de depilación láser Soprano, es igual de eficaz y duele bastante menos, o no duele.

Consulta con nuestros expertos en depilación láser ¡Estarán encantados de ayudarte!

5/5 - (4 votos)
Carmen Diaz

Carmen Diaz

Socia Directora de Germaine Goya, diplomada en enfermería y especialista en dermoestética y cuidados de la piel.

Comparte en:

Deja una respuesta

Posts relacionados

Echa un vistazo

Volver a todos los posts