Depilación Láser con Tatuajes

Comparte en:

La depilación láser y los tatuajes no son incompatibles porque realizar la depilación láser en una parte de tu cuerpo que contenga un tatuaje, sí que es posible. Sin duda alguna los tatoos están de moda, de hecho, el 70% de los clientes que atendemos en nuestro centro de depilación láser de Madrid tienen algún tatuaje en su cuerpo.

Descartar la técnica láser para depilarte porque tienes un tatuaje es un error. Solo con el hecho de no recibir el tratamiento directamente sobre la dermis tatuada, es suficiente para no sufrir indeseadas quemaduras y alteraciones en tu tatuaje.

¿Por qué no puedo depilarme con láser sobre el tatuaje?

A la hora de realizar la depilación láser es importante estudiar la pigmentación del pelo y la piel. Mediante la melanina que contienen estos dos elementos, la luz del láser incide en nuestra dermis de manera diferente. Centrándonos en la piel, cuanto más oscura sea mayor será el riesgo de sufrir agresiones si no se tiene en cuenta la tecnología a emplear.

Mediante la técnica del tatuaje alteras de manera permanente la pigmentación de la piel al inyectar tinta o algún otro pigmento.

El tinte de los tatuajes actúa como cromóforo y atrae la luz láser. Por eso, cuando el manípulo pasa por encima de la piel tatuada, este interpreta la pigmentación artificial de la piel como melanina, confundiéndolo con un folículo piloso (como si fuera vello oscuro) a destruir y acciona un disparo para su eliminación.

En este caso, como el reconocimiento de melanina no es el correcto, la acción calorífica del láser es absorbida por la superficie. Esto supone un riesgo para tu piel y, evidentemente, no se consigue el objetivo de eliminar el vello.

Por qué no se puede depilar con láser zonas tatuadas
La depilación láser no debe aplicarse en zonas del cuerpo tatuadas.

Consecuencias del láser para tu piel tatuada

La depilación láser sobre tu tatuaje puede tener consecuencias importantes tanto en la piel como en el diseño del tatuaje.

  • Daño en tu piel: La atracción del haz de luz por la pigmentación de tu piel tatuada hará que esta absorba la potencia calorífica, ocasionando quemaduras en la superficie.
  • Alteración en el tatuaje: la técnica láser es utilizada para la eliminación de tatuajes. Por tanto, aplicar láser sobre tu piel tatuada, aunque su finalidad sea depilar, puede deformar, difuminar e incluso eliminar parte de tu tatuaje.

¿Puedo tatuarme después de depilarme con láser?

Sí, de hecho, lo mejor en estos casos es planificar tu tatuaje con antelación, es decir, realizarte la depilación láser antes de tatuar tu piel.

Tras esperar unos meses desde de la finalización del tratamiento de depilación láser podrás tatuar tu piel sin riesgo alguno. Solo así, podrás conseguir una piel uniforme, suave y sin vello para siempre.

Cómo realizar la depilación láser en una zona con tatuaje

Para no correr peligro en el momento de depilar con láser una zona con tatuajes es necesario tener una serie de cuidados a la hora de hacerlo. Lo que se hace en este caso es cubrir la zona del tatoo con un lápiz blanco creado para repeler la luz del láser.

Con este procedimiento, en el momento de pasar el manípulo por la zona delimitada, evitaremos que la pigmentación del propio tatuaje atraiga la energía y, por ende, impediremos que se produzca una abrasión en la dermis tatuada.

Alternativas para depilar zonas tatuadas

Evidentemente, si tu tatuaje está situado en una zona de tu cuerpo dónde normalmente te crece pelo, continuará haciéndolo. Tarde o temprano, el vello atravesará de nuevo tu piel y cubrirá el tatuaje, creando un efecto antiestético que seguramente no desees.

Como hemos explicado, la depilación láser y los tatuajes están reñidos, por eso, si no quieres que tu diseño sufra alteraciones deberás emplear otros métodos de depilación para esa zona, como puede ser:

  • Afeitar con cuchilla.
  • Máquina depiladora eléctrica.
  • Depilación con cera.
  • Crema depilatoria.
Tipos de depilación
Aquí tienes nuestra guía de depilación según la duración de los resultados.

Tu elección dependerá de tus necesidades y sensibilidad, dicho de otra forma, del dolor que estés dispuesta a experimentar o el tiempo que desees que esa zona quede libre de vello. Como puedes ver, depilarte con láser no es un impedimento si tienes tu piel tatuada, simplemente no aplicando el láser sobre el tatuaje y realizándolo alrededor bastará. En Germaine Goya somos expertos en depilación laser, con nuestra tecnología Soprano de última generación conseguiremos con total seguridad eliminar de manera definitiva tu vello corporal, independientemente de que tengas o no la piel tatuada.

5/5 - (5 votos)
Carmen Diaz

Carmen Diaz

Socia Directora de Germaine Goya, diplomada en enfermería y especialista en dermoestética y cuidados de la piel.

Comparte en:

Deja una respuesta

Posts relacionados

Echa un vistazo

Volver a todos los posts