La forma correcta de rasurarse antes de la depilación láser.

Comparte en:

Si tu sesión de láser te ha dolido demasiado, provocado inflamación o no ha sido del todo efectiva, pregúntate cuando te has rasurado y cómo lo has hecho. Sí, este sencillo procedimiento pasa desapercibido en demasiados casos y es el principal responsable de la mayoría de inconvenientes durante y después de la sesión de depilación láser.

¿Tienes que rasurarte antes de acudir a la sesión de depilación láser? ¿Cómo y cuándo debes hacerlo? Estas preguntas siguen generando dudas y es que, es natural pensar ¿Por qué voy a depilarme antes si voy precisamente a depilarme?

Pues bien, coge todas tus preguntas y prepárate para olvidarte de ellas. A continuación, en este post, te aclararemos todas tus dudas sobre cómo y cuándo rasurarte antes de acudir a tu sesión láser.

TABLA DE CONTENIDO
  1. ¿Por qué tengo que rasurarme antes de mi sesión de depilación láser?
  2. ¿Cuándo debo rasurarme antes de mi sesión láser?
  3. ¿Cómo tengo que rasurarme antes de la depilación láser?
  4. ¿Es importante el tipo de piel o vello?
  5. ¿Qué sucede si no me rasuro antes de mí depilación láser?

¿Por qué tengo que rasurarme antes de mi sesión de depilación láser?

Cuando acudimos a nuestra cita con el vello sin rasurar, la máquina láser empleará la mayoría de su energía en destruir el vello saliente, por lo que apenas llegará energía a los folículos pilosos. Esto se debe a que la tecnología láser se ve “atraída” por la melanina, y la primera que «ve» es la del pelo externo. De modo que, si tienes el vello largo los folículos apenas se calentarán, por lo que tu sesión será poco eficaz.

Esta situación supone además que el pelo que asoma de la piel adquiera una fuerte temperatura, por lo que, al estar en íntimo contacto con la piel, puede producir dolor y hasta quemaduras en ella. En algunas partes más sensibles puede ser especialmente molesto, como en la zona facial o púbica.

En conclusión, el pelo no debe sobresalir de la piel. De esta forma, toda la energía del láser se concentrará en los folículos pilosos, eliminándolos definitivamente por acción térmica.

¿Cuándo debo rasurarme antes de mi sesión láser?

El tiempo ideal y recomendado por los especialistas es de 24 horas. ¿Y por qué no antes o después?

Dos motivos:

– El primero es que al vello no le podemos dar la oportunidad de que sobrepase nuestra piel. Tiene que estar enrasado para que la energía del láser se centre en el folículo piloso ¿y cómo conseguimos esto? Pues teniendo en cuenta que el pelo crece cada día unos 0,4 mm, el margen de 24 horas convierte el vello en el idóneo para realizar la depilación.

– El segundo motivo es que cuando vayas a comenzar tu sesión de depilación láser, la piel no puede estar irritada. Una irritación es, a efectos prácticos para el láser, algo muy similar a una herida en la piel, y esto implica la aparición del riesgo de inflamación o incluso quemadura. Por tanto, no podemos rasurarnos el mismo día, y menos aún que nos lo hagan las profesionales en el propio centro de depilación, justo antes de la sesión. El rasurado es una agresión sobre la piel, son micro cortes que necesitan tiempo para curarse con la ayuda de cremas calmantes y regenerantes.

En conclusión, el rasurado con cuchilla debe hacerse aprox. 24h antes de la sesión, ni más días de antelación ni dejarlo para el mismo día.

Crecimiento del pelo tras la depilación con cuchilla
El pelo crece de media unos 0,4mm por día.

¿Cómo tengo que rasurarme antes de la depilación láser?

El método que puedes usar para rasurarte lo eliges tú, siempre y cuando no arranques el pelo de raíz. No podrás usar la cera, la epilady o unas pinzas, ya que desaparecería el pelo o lo desconectarías de su raíz y la sesión de láser no tendría ninguna efectividad.

– Si no hay pelo, el láser no penetra en la piel.

– Si el pelo está roto, la energía viajaría por el interior del pelo existente pero no llegaría a su base, donde se encuentra el folículo, impidiendo su destrucción.

El método de rasurado más usado es con cuchilla. Si no tienes cuidado, te puede causar irritación en la piel. Para evitarla, sigue estos consejos:

– Rasúrate después de una ducha, los pelos estarán más blandos y tu piel limpia, así disminuirás el riesgo de infección.

– Aplica gel de afeitar con generosidad, permitirá un movimiento lubricado de la hoja sobre tu piel, disminuyendo la irritación.

– Utiliza una cuchilla de calidad y siempre nueva. Si te tira del vello o te causa más irritación de lo normal, no sigas con esa cuchilla.

– Estira la piel con una mano y utiliza la rasuradora en el sentido en el que crece el vello. La presión ha de ser suave y con pasadas cortas. Si aun así eres de rasurarte en sentido opuesto y ves que te provoca irritación o herida, debes evitarlo.

– Finalizado el rasurado, enjuaga la zona, seca tu piel con ligeros toques de toalla y aplica abundante crema específica calmante y regenerante. Aplícatela al menos una vez más el mismo día antes de tu sesión de láser.

Si tienes una piel delicada ante este método, tienes la posibilidad de usar una crema depilatoria. Aunque es aconsejable que te informes por si tu piel tuviera algún tipo de reacción alérgica a alguno de sus componentes.

Siguiendo estos consejos evitarás irritaciones y tendrás una piel perfecta para tu sesión de depilación láser.

¿Es importante el tipo de piel o vello?

Independientemente de que tu vello sea fuerte o débil, debes seguir el proceso que te hemos contado. De la misma manera, tener la piel más oscura o bronceada no es un factor determinante para variar el tiempo o la forma de rasurado. Únicamente será una circunstancia a tener en cuenta en la forma de rasurado, si tienes un tipo de piel muy sensible y necesita algún tipo de atención especial.

¿Qué sucede si no me rasuro antes de mí depilación láser?

Siempre hay personas que les gusta echar una moneda al aire en algunos momentos de su vida. Esta puede ser una de ellas ¿Qué importa si me rasuro antes del láser? O pensar que una vez no lo hiciste y te lo hicieron en el centro de depilación antes de la sesión.

Situaciones de este tipo se han dado y se seguirán dando. Pero… ¿Por qué arriesgar a que tu piel sufra quemaduras? ¿Por qué ir a depilarte si los resultados, ya sea porque tu vello está largo o tu piel irritada, no van a ser óptimos para ti?

A menudo tendemos a no darle importancia a cosas que, verdaderamente, sí la tienen. A pesar de que con nuestros ojos no veamos lo importante que es proteger nuestra piel. Con el paso del tiempo los pequeños hechos sin importancia pueden comenzar a cobrarla. Por todo esto, te animamos a seguir los consejos que te brindamos para hacer que tu sesión de depilación láser sea lo más cómoda, segura y efectiva posible.

4.7/5 - (6 votos)
Carmen Diaz

Carmen Diaz

Socia Directora de Germaine Goya, diplomada en enfermería y especialista en dermoestética y cuidados de la piel.

Comparte en:

Deja una respuesta

Posts relacionados

Echa un vistazo

Volver a todos los posts