¿Por qué fallan las modernas dietas para adelgazar?

¿Alguna vez has seguido “la dieta de moda”? ¿Qué ha sucedido después de las primeras semanas? Lo más común es que la acabemos abandonando a los pocos días, sufriendo, en ocasiones, lo que se conoce como efecto rebote.

Cada vez son más los nutricionistas que nos hablan de los riesgos de estas dietas “modernas”, pero, ¿cuáles son exactamente los riesgos de este tipo de menús?; y sobre todo, ¿por qué fracasan en su objetivo adelgazante?

Alimentacion-sana

En primer lugar, cabe destacar que cada metabolismo es diferente, por lo que una dieta estandarizada y cerrada no funciona para todos los cuerpos de la misma manera. En otros casos, el problema comienza cuando no sabemos la causa de nuestro sobrepeso. Desde grasa acumulada a la retención de líquidos, los problemas pueden ser muy variados, y sus soluciones son diversas también. Por último, la falsa creencia de que restringiendo la alimentación podremos conseguir un cuerpo 10 conlleva procesos de frustración que con frecuencia acaban en el temido efecto rebote de las dietas.

¿Por qué fallan algunas dietas para adelgazar?

La mayoría de Nutricionistas destacan entre las principales causas del fracaso de las dietas milagro lo restrictivas que son. No se enseña a comer, sino que se prohíbe una serie de alimentos. Esto tiene dos consecuencias claras: por un lado, ofrecen pocas alternativas y rápidamente asociamos el comer a algo aburrido. Por otro lado, no tienen en cuenta que el propio cuerpo nos va a pedir el tipo de alimentación que llevábamos anteriormente, haciendo que todos esos “alimentos prohibidos” en las dietas actuales se conviertan en apetitosos manjares.

Lo cierto es que nuestros hábitos de vida son, actualmente, poco saludables. Al aumento del alcohol, el tabaco y el sedentarismo se une el desequilibrio de nutrientes de nuestras dietas diarias, y el cuerpo se acostumbra a este desequilibrio tan típico de las modernas dietas. El azúcar es uno de los ejemplos más claros. Su consumo se ha disparado en los países occidentales desde los años 60-70, y muchos expertos ya hablan de una auténtica adicción a este endulzante.

Evolucion consumo azucar

De hecho, el azúcar es una de las principales preocupaciones de los nutricionistas. En España, el aumento exponencial de su ingestión parece no tener fin, debido también a su uso masivo en la industria de consumo. Por eso, los expertos en alimentación destacan que el riesgo no es el azúcar que consumimos conscientemente, sino el que incorporamos en nuestra dieta sin darnos cuenta.

Una de las principales causas del aumento del consumo del azúcar es el auge que, en los últimos años, han tenido las bebidas carbonatadas tipo sodas o refrescos frente a una dramática disminución de la ingesta de agua. Aunque los datos más alarmantes llegan de países como México o Estados Unidos, los europeos no se quedan atrás. En concreto, en España ya se consumen de media 41,68 litros de refresco por persona al año.

Consumo de bebidas en España

Estas modificaciones de la sana dieta mediterránea tienen como consecuencia que más de la mitad de los españoles sufran obesidad; sin embargo, el 75% percibe su estado de salud como bueno, y consideran que, para perder ese par de kilos que le sobra, una dieta restrictiva es suficiente, pero las dietas rápidas para adelgazar, como la Dieta Dukan o las Dietas protéicas, suelen fallar precisamente por no tener en cuenta nuestro estilo de vida poco saludable.

En el caso de las mujeres, esta obsesión por lograr el peso deseado suele conllevar cambios drásticos en nuestra dieta varias veces al año. Así pues, nuestros menús oscilan entre una alimentación poco sana y una alimentación altamente restrictiva, siguiendo dietas rápidas. La consecuencia es clara, nuestro peso real acaba por encima de ese peso ideal, tanto más cuanto mayor es la edad, como se despredende en el siguiente gráfico edad/peso:

Peso real y peso deseado en España

Frente a estas dietas modernas y su fracaso para adelgazar, la opción recomendada es cambiar nuestros hábitos diarios. Aunque los resultados pueden ser más lentos, también son más seguros y se mantienen ya que, en vez de llevar a cabo una dieta, hemos cambiado nuestros menús diarios a recetas más sanas. Todo lo demás es una amenaza para tu salud.

¿Cuáles son las claves de un estilo de vida saludable?

  • No seas demasiado estricto o estricta

    comida-equilibradaCambia tus hábitos alimenticios poco a poco. Además de evitar que tu cuerpo se rebele contra la dieta, no tendrás que sufrir irritabilidad o fatigafísica. La clave está en el equilibrio y en ir adaptando nuestras recetas poco a poco; aunque debamos controlar nuestros antojos, la privación total de éstos puede producirnos ansiedad.

  • Incluye todos los tipos de nutrientes

    Recuerda que todos tienen una función determinada. Si tienes dudas, consulta a un nutricionista que te preparará una dieta personalizada.

  • Ignora las calorías

    mujer-deporteDentro de los límites saludables, presta más atención a la calidad de tus menús y no tanto a las calorías. Recuerda que una dieta hipocalórica (reducir ingesta de calorías por debajo de lo necesario) puede provocar graves efectos en tu salud y favorece los atracones, nada recomendados.

  • Practica deporte

    Lo repetimos siempre, pero creer que en la dieta está la clave para perder peso es un grave error. Si sólo reduces tus comidas perderás grasa, pero también músculo; y cuando vuelvas a comer normal, aumentará tu nivel de grasa corporal, pero jamás de músculo, ya que lo habrás perdido de manera irreparable. El ejercicio te ayudará a tonificar tu cuerpo mientras pierdes peso.

  • Olvida las prisas

    Cualquier dieta rápida que te prometa una reducción de peso drástica en poco tiempo será poco saludable. Ante un cambio radical, pasadas las primeras semanas, el cuerpo tiende a estabilizarse; es decir, no bajarás más peso aunque sigas con la dieta restrictiva.

Recuerda, lo efectivo es acostumbrarte poco a poco a comer sano y hacer ejercicio. Con ello conseguirás modificar tus hábitos de vida y mantener un estilo más saludable. Conseguirás perder esos kilos sin que tu salud se vea amenazada.

Fuentes:

Libro blanco de la nutrición en España

Consumo de bebidas en los hogares, la hostelería y la restauración

Business Insider

Subscribe to our mailing list

* indicates required Nombre * Email *

Deja un comentario


Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ultimas publicaciones

Contacto

Centro de Estética Germaine Goya
Calle de Alcántara, 15
Madrid - Madrid 28006 - Spain

91 578 26 37